lunes, 12 de agosto de 2013

¿qué es la espasticidad? Rigidez o tono muscular excesivo


La espasticidad es uno de los síntomas más habituales en la esclerosis múltiple. La espasticidad es la tensión continuada y exagerada de los tendones del organismo que exacerba la fatiga propia de la esclerosis múltiple. El problema radica en la afectación de la neurona motora superior o síndrome NMS. No se trata de un hecho voluntario y en la mayor parte de los casos se presenta oposición o resistencia física al intentar mobilizar el músculo. Esta resistencia se incrementa al aumentar la velocidad del movimiento.

La espasticidad se le denomina hipertono pudiendo ser estático o dinámico, el estático se produce de forma independiente del movimiento de otros músculos del cuerpo y se presenta siempre sin que la posición pueda cambiar la intensidad. En cambio, el hipertono dinámico aparece en situaciones específicas cambiando con la posición, dolor, actos reflejos como bostezar o reir, temperaturas elevadas (fenómeno de Uhtoff) y afectación emocional negativa (miedo, rabia, ira, etc.).

Las limitaciones usuales incluyen dolor(en ocasiones tan extremo que puede producir desmayos y vómitos) y disfuncionalidad de la zona afectada (por culpa de los espasmos y clonus). Esto unido a temblores, problema de equilibrio y coordinación propios de la esclerosis múltiple puede resultar en problemas graves para llevar a cabo tareas cotidianas como caminar , vestirse, comer, asearse, etc... Esta imposibilidad contínua para realizar tareas sencillas puede resultar en una sensación de impotencia generalizada que es un tipo de afectación emocional que en ocasiones ha de ser tratada por un especialista.

Los tratamientos actuales incluyen fármacos orales como el baclofeno y la tizinidina y otros tratamientos como la toxina butolímica inyectada en la zona espástica y actuaciones fisioterapeúticas frecuentes. No obstante la mejor manera de afrontar la espasticidad es mediante estiramientos (solos o con acompañante) , hechos varias veces al dia, que ayuden a disminuir la frecuencia de aparición de los brotes de espasticidad. Seguir una dieta antiinflamatoria, al menos en mi caso, no va mal ( tendrás que hablarlo con tu médico). Además, es muy importante tener presente que la afectación emocional es clave en el desarrollo de esta problemática, así que una buena “gimnasia” emocional es bastante aconsejable.


Ser feliz es importante para la salud .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...